martes, 27 de marzo de 2012

La historia del noviazgo entre una neocon y un neotradi (Parte IV)

Dialogando de la manera que lo hacían, si bien las asperezas se iban suavizando, seguían quedando cosillas en el tintero. Pero no sólo a nivel eclesiástico, sino también a nivel humano.

Como el tiempo iba pasando y la posibilidad de concretar en matrimonio fue la que siempre estuvo en vista, ambos pensaban cómo hacer para modificar o aceptar aquellas cosas que no veían que fueran actitudes constructivas.

Por suerte, Ana tenía una excelente relación con su madre. Compartían todas las mañanas unos mates, luego se iban a caminar y más tarde cada una a sus actividades. Esos ratos compartidos, tanto por la mañana como por la tarde eran para ambas "pepitas de oro espiritual". Maica -así es como le decían a la mamá de Ana, ya que le parecía que María del Carmen era muy largo- disfrutaba de ver crecer a su hija. Además veía que si bien era testaruda tenía buen corazón y a la larga, cuando estaba equivocada, sabía agachar la cabeza y dar marcha atrás. Obviamente la relación no era color de rosa, pero en general era una relación muy buena.
                                                                 

En un momento, Maica notó que Ana empezó a estar más seria. Esperó un par de días, para ver si Ana le contaba por propia iniciativa qué era lo que le pasaba, pero como no le decía nada, tomó la posta y le preguntó:
M: Hija, ¿está todo bien?
A: mmmsi
M: ¿pero por qué estás seria?, hace un par de días que te noto rara.
A: No sé mami, debe ser que estoy cansada.

Luego de este intercambio de palabras, Ana sabía que Maica iba a seguir con el interrogatorio de la Gestapo, hasta que supiera que le pasaba. Por otro lado, Maica, sabía que cuando Ana decía que estaba cansada, era porque no sabía como empezar, pero que seguro tenía algo para decir. Así fue como la mañana siguiente cuando salieron a caminar, Ana le contó:
A: Sabés ma, en realidad sí me pasa algo. El otro día estuve hablando con Guille de cuando nos casemos, y en un momento él empezó a hablar del tema de la catequesis de los chicos... y para variar nos trenzamos otra vez. Yo sé que él no es imprudente, pero a veces es tanto el miedo que tengo de que quiera imponerle a los hijos puntos de vistas parciales... no sé. Yo no quiero hijos "tirabombas". Tampoco quiero naboletis que no puedan tener visión crítica, pero sinceramente no sé si voy a poder manejar interior y exteriormente esta situación.

Y así, detallando más cosas de la conversación que había tenido con Guillermo, Ana logró desahogarse con su madre, la que por suerte, además de sentido religioso y sobrenatural, tenía mucho sentido común. Luego de que su hija se descargó, la madre no pudo más que largar una carcajada y empezar a desenrollar la madeja de su hija.

Así fue como Maica le explicó que la educación de los hijos, es algo que si bien se planifica, no hay recetas magistrales, porque además los hijos son como los dedos de las manos: todos diferentes. Cuando los chicos empezaran a llegar, ellos tendrían tanta felicidad y tantas cosas para hacer, que las rencillas "intelectuales" quedarían sepultadas por un millón de cosas... y así pasarían del plano intelectual al plano real. Ojo, no es que el plano intelectual sea irreal... solo que a veces, si uno se pierde en análisis de laboratorio puede dejar de ver para qué cuernos estaba analizando tal o cual situación. Y así, en la medida que Guille fuera descubriendo la dimensión esponsal y materna de Ana, y ella descubriera la dimensión esponsal y paterna de él, ambos comenzarían a confiar mucho más de lo que actualmente lo hacían. Ambos tenían buena voluntad, y Maica se resistía a creer que dos chicos tan buenos no puedan entenderse. Evidentemente ambos iban a tener que resignar cosas, pero esa resignación no los haría infelices, sino más plenos.

Continuará...

3 comentarios:

  1. ¡Genial!y genial lo que hizo Ana, para que Guille empezara a entenderla. Estrategia Femenina 100% :-)
    ¡Me gusta este blog!

    ResponderEliminar
  2. me encanta seguir esta historia...pero me muero de la intriga de como continua!!!!!

    ResponderEliminar