sábado, 24 de marzo de 2012

Los ministros de la CSJN



Catecismo de la Iglesia Católica2272 La cooperación formal a un aborto constituye una falta grave. La Iglesia sanciona con pena canónica de excomunión este delito contra la vida humana. “Quien procura el aborto, si éste se produce, incurre en excomunión latae sententiae” (CIC can. 1398), es decir, “de modo que incurre ipso facto en ella quien comete el delito” (CIC can. 1314), en las condiciones previstas por el Derecho (cf CIC can. 1323-1324). Con esto la Iglesia no pretende restringir el ámbito de la misericordia; lo que hace es manifestar la gravedad del crimen cometido, el daño irreparable causado al inocente a quien se da muerte, a sus padres y a toda la sociedad.

Es de público conocimiento la última deposición de la Corte Suprema de justicia de la nación. Ya hablé del tema. Este articulito es sólo a título ilustrativo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario