jueves, 22 de marzo de 2012

Poesía para la esposa de Don Paco Pepe


                                              

Demás está decir lo agradecida que estoy con Paco Pepe por los comentarios sobre este humilde y pequeño blog.

Leí que él tiene ganas de venir a Argentina, y su señora está... digamos "dudosa" por el tema del avión.

Vaya mi poesía, para ver si la convenzo de que venga!



Señora de Paco Pepe
Fernández de la Cigoña
yo vengo a deciros Doña
que tenéis que viajar pronto
y por eso haré el raconto
de las bondades del viaje
y os convenceré tan pronto
que armaréis el equipaje.

Por lo pronto en el avión
dormiréis como angelito
porque con solo un poquito
de pastilla relajante
la vida de tripulante
(que hace mucho no ejercito)
 será más reconfortante
y el miedo quedará en mito

Cuando lleguéis a Argentina
después de la bienvenida
haremos la recorrida
por los mejores lugares
iremos a algunos bares
tomaréis nuestra bebida
comeréis nuestros manjares
y entenderéis nuestra vida.

Charlaremos muchas cosas
con su marido y el mio.
Luego del cuento del tío
para que ellos se vayan
(porque si no no se callan)
hablaremos con más brío:
¡dos esposas de dos tradis
pueden hacer mucho lío!

Lo que si debo avisarle
(quien avisa, no traiciona)
es ver si usted se gestiona
un especial pasaporte
verá, es que aquí el transporte
tiene días complicados
y la visa antipiquetes
te piden en todos lados.

Desde ya le voy contando
quienes son los piqueteros
ellos, sanos compañeros
que pululan por las calles
provocándole los "rayes"
a la gente que maneja
pues cuando cortan las calles
todo el mundo se les queja.

¡Pobres ellos, pobrecitos!
son los hijos del sistema
y guay! quien dé el anatema
de los "grandes idealistas";
atrás quedaron carlistas
y patricios argentinos:
¡los soldados kirchneristas
son dueños de peregrinos!

Salvo por ese detalle
venga Usted ya con confianza
serán días de bonanza
y de historias divertidas.
Lloraremos las partidas
de tan queridos hermanos
 que entraron en nuestras vidas
¡ya jamás serán lejanos!





1 comentario:

  1. ¡dos esposas de dos tradis
    pueden hacer mucho lío!

    ResponderEliminar