miércoles, 21 de noviembre de 2012

Sólo a un mamerto se le ocurre!

            Sólo una persona que no haya escuchado absolutamente nada puede pensar que las marchas del 1N y del 8N tenían la misma causa eficiente. Sólo una persona que ostente una terrible ignorancia respecto de la realidad puede creer que la matriz de las marchas finca en una sola persona. Sólo una persona que en su vida se haya interiorizado en el tema puede pensar que “traman juntos” algo, personas que literalmente  no se pueden ni ver.
Pues bien, parece ser que Gabriel Camoia y Tomás Eliaschev tomaron un par de tanques de cerveza antes de escribir sus artículos, pues no pude parar de reirme al ver las “conexiones” que establecieron en los mismos. Les dejo los textos de Veintitres y Pagina 12 por si quieren ver las deposiciones.

Una muestra
"Su soporte ideológico es un falangismo que suele ser difundido por espacios como el Diario Pregón, la Legión Católica y el Instituto del Verbo Encarnado, que dirige el padre ultraconservador Carlos Buela. Siguen el camino del obispo francés antisemita Marcel Lefebvre, que se opuso a las reformas del Concilio Vaticano II donde el papa Juan XXIII dejó de lado los aspectos más medievales de la Iglesia Católica."
    
Una de las más graciosas es poner con distancia de una sola oración las figuras de Carlos Miguel Buela y Monseñor Marcel Lefebvre. Parece ser que este señor, no tiene idea de los “arroyos” de tinta corridos para uno y otro lado hace un par de años, basta mirar la página del Instituto en cuestión para ver lo que responde su Teólogo de referencia  quien considera cismáticos a los miembros de la FSSPX. Además de este escrito, tenemos también información de que en esta congregación se mira bastante de reojo todo lo que huela a “Lefe”, y son en general bastante propicios a dialogar por aquí y por allá. (OJO: me consta que la congregación posee excelentes religiosos. No hablo aquí de los particulares sino de las cabezas).
Del antisemitismo de Monseñor no me ocupo, porque realmente eso no me parece tan insultante al día de la fecha. Eso se lo dicen a cualquiera, incluso a los amigos de los “hermanos mayores”.

Otra muestra (lo que está en color es mio)
"El integrismo católico es una doctrina que tuvo una fuerte raigambre en la curia argentina. ( LO QUEEEEEE????? A ESTE LE DIERON MERCA!!!! Creo que no hay integrismo en Argentina, desde que 1810, por ser benévola). Su propuesta de máxima implica la integración de todos los poderes del Estado a los designios de la Iglesia Católica a través de la Santa Sede, en el Vaticano (Y DAAALEEEEE. La verdad que es casi más creativa que la primera oración. Seguramente como estamos integrando los poderes del Estado al Vaticano –que dicho sea de paso funciona como un relojito…- las cosas funcionan como funcionan) . Su mayor exponente teórico –y del cual son deudos la mayoría de los nacionalistas católicos– fue el sacerdote argentino Julio Ramón Meinvielle, un confeso antisemita que caracterizó la Guerra Civil Española como una “guerra santa” en la que llamó a combatir al “comunismo ateo de los judíos en España”. Fue fundador del Instituto del Verbo Encarnado (IVE) (JAJAJAJAJAJA la cosa sería más o menos así: Meinvielle fallece en 1973 pero resulta que cuando está en el cielo se da cuenta que se había olvidado de hacer algo, así que dijo: “San Pedro, dejame salir que fundo algo y vuelvo”, y así en el 84 Fundó el IVE), que actualmente funciona en la provincia de Mendoza."

            A mi, la única impresión que me da esto, es que si realmente fuéramos 100, pero realmente unidos, y dispuestos a morir por Dios y por la Patria, podríamos mucho. Porque si los hermanos macana, con un par de muchachos, un par de pibes de la Plata, y otros de capital provocan estos dos artículos… significa que molestamos DEMASIADO. Capaz, los hacen porque se dieron cuenta de que este par de pibes ya no se banca más la situación, y prefieren desmoralizarlos. Ahora, entre nos, sabemos que somos pocos, mal organizados y unos cuantos encima están peleados por viejas rencillas Bellavistenses, que a decir verdad poco me importan (como creo que le sucede a más de un católico porteño o bonaerense).
            Como verán, ellos no hacen nuestras sutiles distinciones: Opusoide, verboide, bellavistence, fastoide, mileschristoide, carimaticoide, lefebroide, filolefebroide… Para ellos somos simplemente nazis.
                      Para terminar, un gráfico de lo que vendría siendo la Iglesia para estos escritores.




No hay comentarios:

Publicar un comentario