viernes, 28 de diciembre de 2012

TARDE, PERO SALUDO!

Queridos Amigos del blog:
como buena esposa de neotradi, estuve corriendo un poco los últimos días. No me organicé con tiempo y no pude saludarlos como corresponde. Espero que hayan pasado una bendecida Navidad y que el niño Jesús les haya traido un poco más de luz al alma.

Por mi parte, encantada de haber comenzado este año en el ciberespacio. El año que viene promete mucho. Por lo pronto, mi deseo para todos los que de uno u otro modo nos preocupa la Patria y la política eclesiástica es que no nos olvidemos de lo más importante, como decía Santa Teresa: "al final de la vida, el que se salva sabe, y el que no, no sabe nada".

No seamos los fariseos del Siglo XXI, aprendamos a llevar la vida de Jesucristo en nuestra vida. Aprendamos a reflejarlo a El. De nada nos va a servir ser expertos políticos, dogmáticos y litúrgicos si no sabemos llevar la paz de Cristo a nuestros hogares, a nuestros esposos, esposas, hijos y familiares. Cuando el testimonio es la propia vida, las palabras sobran.

Me encomiendo a sus oraciones y rezo por todos y cada uno de Ustedes.

En Cristo y María

La Cristera