miércoles, 20 de febrero de 2013

Mundo real y mundo virtual

A continuación una nota que me manda un tradi muy amigo.



El discurso de Benedicto XVI al clero de Roma el pasado 14 de febrero ha causado gran revuelo. Ha sido comentado por muchos blogs amigos. Solamente queremos realizar un aporte pequeño en cuanto a las palabras del Papa, con respeto al Concilio real y al Concilio virtual “fabricado” por los medios de comunicación. Dejamos un poco de lado todo lo demás.
Realicemos una analogía. Los padre conciliares marcharon al CVII en palabras del Papa:… fuimos al Concilio no sólo con alegría, sino con entusiasmo. Había una expectativa increíble. Esperábamos que todo se renovase, que llegara verdaderamente un nuevo Pentecostés, una nueva era de la Iglesia, porque la Iglesia era aún bastante robusta en aquel tiempo, la práctica dominical todavía buena, las vocaciones al sacerdocio y a la vida religiosa ya se habían reducido algo, pero aún eran suficientes.”
Muy bien, pero en que mundo vivían los padres conciliares en la década del `60. Enumeremos hechos de memoria solamente:
  • Hacia menos de 20 años que había concluido la II Guerra mundial con más de 54 millones de muertos y con dos bombardeos atómicos que cambiaron la humanidad para siempre.
  • Se afianzaron el comunismo y la democracia liberal-capitalista. Comenzó el periodo denominado guerra fría.
  • Nueva política soviética para la revolución comunista, a saber: se difundieron los movimientos de liberación nacional en el tercer mundo financiados por la Unión soviética. Hubo guerras en África, Asia y América.
  • Triunfa la revolución cubana en 1959. El marxismo y la teología de la liberación harían punta en las décadas siguientes en toda América.
  • Se popularizan las drogas fuertes: heroína y cocaína, sobre todo en Estados unidos Y Europa. Acompañan la llamada revolución cultural.
  • Nace el rock. Los Beatles, Rolling Stones, Doors, etc cambian el panorama musical. Nace la cultura hippie y los diversos estilos musicales con su “cultura” particular a cuestas.
  • En toda la década del `60 se produce la llamad revolución sexual. Se populariza el uso de anticonceptivos, preservativos y hace furor el sexo libre. Además de la inevitable vinculación música-sexo-drogas. Recuerden imágenes de Woodstock (1969) solamente.

Y muchas cosas más. Pareciera que el demonio había sido desatado en esa época. Pero los Padres conciliares estaban contentos; vivían su mundo virtual totalmente desligado del mundo real; y actuaron en consecuencia: abrieron la Iglesia a este mundo. Y las consecuencias las sufrimos nosotros. No digo que estaba todo bien, que no había que modificar cosas (tal vez muchas), pero esta impericia de la inteligencia que solo dio lugar a la voluntad de la “alianza renana” como dice el Papa, hundió a la Iglesia en una crisis que parece no tener fin.
Ratzinger es el último gran teólogo vivo de esta alianza, en la cual estuvieron Congar, De Lubac, Danielou, Bouyer etc que ya han muerto. Sin embargo, a pesar de haber sufrido las consecuencias, sigue con la misma esperanza que al comienzo del Concilio: Sabemos en qué medida este Concilio de los medios de comunicación fue accesible a todos. Así, esto era lo dominante, lo más eficiente, y ha provocado tantas calamidades, tantos problemas; realmente tantas miserias: seminarios cerrados, conventos cerrados, liturgia banalizada… y el verdadero Concilio ha tenido dificultad para concretizarse, para realizarse; el Concilio virtual era más fuerte que el Concilio real. Pero la fuerza real del Concilio estaba presente y, poco a poco, se realiza cada vez más y se convierte en la fuerza verdadera que después es también reforma verdadera, verdadera renovación de la Iglesia. Me parece que, 50 años después del Concilio, vemos cómo este Concilio virtual se rompe, se pierde, y aparece el verdadero Concilio con toda su fuerza espiritual.”
El texto completo denuncia la influencia inusitada de los teólogos y de esta alianza (ver el RIN DESEMBOCA EN EL TIBER del Padre Wiltgen) que llevo a cabo su plan.
Una cosa más: ¿podemos decir que los medios de comunicaron deformaron el Concilio y su aplicación? Creo que es una actitud infantil decir eso, pues medios de comunicación como CONCILIUM, COMMUNIO, las publicaciones del Biblicum, de la comisión Consilium y un largísimo etc. ¿Por quienes eran realizadas? ¿No interpretaban bien los textos? ¿O eran parte de los medios que realizaban el Concilio virtual?
Creo que como conclusión podemos decir que hubo padres conciliares que vivieron un mundo virtual alejado del mundo real. Y un concilio real aplicado a un mundo virtual. De aquí que el “mundo real” convierta a gran parte del clero y de los fieles a la Iglesia de la publicad, en palabras del padre Julio Meinvielle, y haya dejado en tinieblas a la Iglesia de las promesas, la del pequeño rebaño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario